El amor (por la docencia) en tiempos del coronavirus

Desde que el trece de marzo se cerraran nuestras escuelas (la de Mediana y la de El Burgo) por tiempo indefinido, nuestro equipo docente no ha parado de trabajar para mantenerse en conexión con todo el alumnado y seguir enseñando y aprendiendo. Y hemos aprendido muchísimo, todos y todas. El mismo viernes 13 ya nos reunimos para establecer el plan de continuidad de nuestras clases. Y, cada uno y cada una según nuestras “competencias digitales” (afortunadamente, no hemos dejado de formarnos nunca en ese campo), pusimos al alcance de nuestro alumnado los medios que teníamos  para que este curso continuara con éxito. También hay que agradecer al alumnado, y a sus familias, la rapidez, constancia y solidaridad con la que se pusieron las pilas desde ese mismo día.

A través de nuestra plataforma de comunicación os hemos ido informando de todas las nuevas instrucciones que nos han ido llegando de las autoridades educativas.

 

Ya hace días que sabemos con certeza (si es que se puede usar esa palabra en este tiempo) que no vamos a volver a estar presencialmente con nuestro alumnado este curso. Aunque  son muchos los medios que estamos empleando para que nuestro trabajo juntos (profes y alumnos y alumnas) continúe.

 

Este blog, uno más…

Deja una respuesta

Tu email nunca se publicará.